Gracias a Dios!

August 31, 2005 | 21 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

Nunca me lo hubiera esperado. Para qué andamos con cosas.

Seguramente después de mi berrinche anti Sixto Parzinger de unos post atrás, creerán que ya no doy ni un solo crédito a los de sotana.

Pues me acaban de tapar la boca.

Meine Liebe me hizo llegar esta carta que aparece hoy en el diario La Nación. Una simple carta enviada por el sacerdote jesuita José Aldunate, y que me representa por la simple razón de que está basado en algo más que la Fe. En algo que todos los seres humanos tenemos (aunque no lo explotemos bien) y compartimos: razón y sentido común.

Bien por Aldunate, aunque Parzinger se quiera morir cuando la lea. Veremos si hay reacciones. Ojalá!

Aquí va la carta.

Las parejas homosexuales
La Nación, Miércoles 31 de Agosto de 2005

La legalización de los matrimonios homosexuales y la autorización para que puedan adoptar hijos ha causado conmoción en España. El episcopado católico condenó la legislación y hasta obispos marcharon en una protesta. El problema es delicado, pero nos interesa a todos, porque tarde o temprano llegará a plantearse aquí. Quiero ver la unión legal de homosexuales desde el punto de vista ético y cristiano. Ser homosexual es una condición en que se nace sin responsabilidad del sujeto ni de los padres. Es un ser humano que tiene los derechos inherentes a su naturaleza. Tiene, por tanto, derecho a realizarse lo más plenamente posible.

Ahora bien, la realización más común de todo ser humanos se verifica mediante la unión conyugal. El uno sale de su egoísmo y aislamiento y por el amor descubre al otro y constituye el “nosotros”. A esto se suele añadir la paternidad y la maternidad. El homosexual adquiere de forma equivalente su plena realización (exceptuando la paternidad y maternidad) uniéndose en amor estable y comprometidamente con su comparte.

Mi trato con homosexuales ha comprobado que se da entre ellos más que la simple amistad, el amor comprometido y celoso que quiere ser definitivo y sobre todo el acompañamiento y la ayuda mutua. Es cierto que tales uniones pueden ser más frágiles, pero precisamente lo son, al menos en parte, porque carecen de soporte social. Muchos se sienten condenados o bien al celibato (no teniendo vocación para ello) o al sexo clandestino y promiscuo. Por eso considero legítimo y aun debido que se prepare una legislación que satisfaga sus derechos.

Puede darse una legislación que responda a ciertas exigencias de la pareja homosexual en materia económica, como las herencias. Pero se debe exigir más: la aceptación de la unión homosexual como tal. Se suele objetar el que se la llame “matrimonio”. Es un problema semántico. Creo que la palabra admite significación analógica, que permitiría aplicarse a dichas parejas. Es imperativo que la ley satisfaga derechos naturales a mi juicio comprometidos.

Digamos que en la Iglesia Católica ni el derecho ni la liturgia dan un lugar a los homosexuales. Aquí hemos de confiar en el Espíritu Santo, que inspira las conciencias de los individuos, las comunidades cristianas y la Iglesia en su conjunto, y abrirá caminos de solución para un problema que pide un nuevo discernimiento. Pero la legítima reivindicación de sus derechos no tiene nada que ver con las manifestaciones carnavalescas, burdas y provocativas, ciertamente de pésimo gusto, con que los quieren hacer notar su presencia.

José Aldunate S.J.

Aquí un libro del mismo curita.


Tags:

Ríos de subdesarrollo

August 31, 2005 | 2 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

.
¿No nos quedará más que acostumbrarnos cada invierno a ver las calles convertidas en ríos irrespetuosos que pasan por donde se les antoja?. ¿Será sólo el clima el culpable de este espectáculo de subdesarrollo?

O no será que el verdadero subdesarrollo está en las cabezas, mucho más ilustradas, de autoridades y empresarios que no trepidan en habilitar cuanto terreno baldío haya, a punta de planes reguladores negociados con inmobiliarias inescrupulosas, que construyen casas de cartón con créditos irresistibles en la desembocadura de un canal que arrasará, al primer invierno, con todo lo que encuentre a su paso.

Pero no desesperemos. No puede estar todo perdido.

Porque así como hay recursos para mover de raíz un glaciar completo y acabar con los todos canales de un valle en la tercera región, me imagino que habrá plata para mover poblaciones enteras y darles a esos ciudadanos las casas dignas por las que pagaron, y el terreno seguro y limpio que vieron en las fotos. Sin temor a que cada invierno un río pase por el living de sus casas llevándose algo más que los muebles.

Al final, lo que la gente honesta quiere es verse tan sonriente como las personas que salían en los trípticos que los convencieron de comprar ahí. En casas de verdad. Nada más.

Si queremos avanzar hacia el desarrollo debiéramos partir convenciéndonos de que las personas y su bienestar están por sobre el lucro. Todos podemos ganar un poco menos, y hacer las cosas un poco mejor. Con un poco podemos comenzar.


Tags:

Siento, luego existo

August 25, 2005 | 19 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

No hay muchas cosas que me estremezcan. De esas cosas que te ponen la piel de gallina, te apretan la guata, te humedecen los ojos. Menos cuando se trata de obras de terceros.

Con la poesía ha sido un trabajo lato y poco fructífero. He pasado por las cursilerías de Benedetti, las obscenidades de Bertoni, los engrudos de Rilke, los disparates de Parra, los sinrazones de Izurieta y los merengues de Neruda. Pero no hay caso. Me han leído los delirios de Huidobro y los Sea Harrier de Maquieira, y nada de nada. No los entiendo.

Pero hace unos años, recuerdo haberme mamado una mañana entera frente a unos cuadros impresionistas que tenían a mi madre llorando a moco tendido en los pasillos del D’Orsay… Para mí no eran más que la repetición de cientos de páginas de libros que ya había visto. Pero minutos después, a unas cuadras de ahí, me topé de frente con un lienzo pintado de azul, con doce puntos negros y una raya roja. Sería todo. Era el “Azul II” de Miró. No lloré, me contuve. Entendí a mi madre, y comprendí que yo no era de hierro. Que no estaba todo perdido.

Hace unas semanas meine Liebe me hizo escuchar el disco Smile de Brian Wilson (The Beach Boys). Our Prayer - Gee, el tema con que comienza el disco es simplemente escalofriante. El día que haga una película, comenzará con algo así. De ahí para adelante en ese disco todo es arte. No por nada un año le tomó a este sordo-de-su-oído-derecho, producir este disco que no vio la luz sino hasta 37 años después. Ahora tengo el documental sobre la historia del disco. No hallo la hora de poder sentarme a verlo, tranquilo y, ojalá, llorar. Porque ha sido la música la que ha hecho todo lo que los versos y los impresionistas no pudieron. No han sido pocas las veces que me he y me han encontrado emocionado y con la garganta apretada escuchando un disco, viendo un video. ¿Cuál es esa fibra que es capaz de tocarte la música?. No sé, y no estoy seguro de querer saberlo.

Da rabia estar estancado en cosas que te hacen sentir tan poco. Como si todos (y no me refiero al resto) estuvieran esperando que salgas de ese maldito trámite para poder empezar a vivir. A sentir lo que haces. Como cuando saboreas el agua. Eso que has tomado toda tu vida y hasta aquel momento no tenías idea de a qué sabía. Yo quiero probarla, de una buena vez.

Queda poco… muy poco. La ansiedad mata, pero como diría Brian… de a poco i’m pickin’ up… good vibrations.


Tags:

Estamos para servirle

August 18, 2005 | 21 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

Si Ud. cree que me boté a choro ahora que Sanfeliu se inspiró en mi humilde berrinche anti-Sixto para hacer “La Personal del Libro” y recibir más comments en un día que El Rey del Blog… pues Ud. está muy equivocado!!!

Aunque debería estar haciendo otras cosas (me queda un mes), navegando por la red de redes me topé algunas cosas que le podrán interesar a Ud., estimado visitante. O al menos le servirán para que los minutos no se hagan eternos.

Mire bien a su derecha (abajito). Hay varios links en “Qué es esto” y “Para aburridos”. Quédese un rato. Juegue Ud. y de ahí me cuenta.


Tags:

Dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen

August 15, 2005 | 26 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

¿Debería importarme lo que diga el Papa? ¿debería importarme lo que diga un Obispo sureño?. Mi sentido común me indica, de buenas a primeras, que lo que diga éste o aquel, no tienen más peso que lo que podría decirme algún conocido o el tipo de la bencinera de la esquina de mi casa. Lamentablemente los curas han descendido en mi escala de referentes intelectuales, para qué decir en la de lo moral.

Hace un tiempo leí que Ratzinger opinaba sobre lo perjudicial que podría ser seguir las aventuras de un tal Harry James Potter. “Se trata de sutiles seducciones, que actúan sin ser notadas y que, de este modo, distorsionan profundamente el cristianismo en su espíritu, antes de que pueda crecer correctamente”, decía.

Todo a propósito de un libro escrito por Gabriele Kuby, una alemana, que tuvo un intercambio epistolar con Benedicto cuando aun era cardenal (2003) y prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta correspondencia dio para una interesante discusión dentro y fuera de la curia entre la Kuby, Benedicto y Peter Fleetwood, cura ingles y encargado del Consejo Pontificio para la Cultura, quien defendía la obra de J. K. Rowling, y a quien Ratzinger encargó un estudio sobre el famoso libro, seguramente para que volviera al rebaño.

Ahora salió un curita de por estos lares (austriaco que ora et labora en chile) a hablar sobre el tema. Y sí, hablar es gratis, libertad de expresión y eso, pero el tema es que hay gente que tiene, y a la que se le da, tribuna -aparte de púlpito- para hablar cosas que atentan contra el sentido común.

Para Sixto Parzinger (Obispo de Villarrica), Harry Potter “desvía y los lleva (a los lectores) a ver el mundo no como real sino que es un mundo imaginario, fácil y con magia. Entonces, desvía a los niños,”, para terminar con un escueto, pero certero “que no se lea y listo”.

Los mundos imaginarios y la magia desvían a los niños. Gran conclusión que deja, entonces, fuera del alcance de un buen niño católico, una infinidad de libros. Más bien, todos aquellos que pertenezcan al género de la ficción. Gulliver, tus días están contados.

En un país que se esfuerza porque (no sólo) los niños lean más, y vean menos (tonteras en) televisión, los dichos de Sixto y Benedicto nos hacen un flaco favor. Aunque cada vez soy peor lector, la lectura me ha iluminado más que muchas de las prédicas que me tocaron oír desde niño.

La actitud de estos señores me incomoda. Mal que mal, son un referente para muchos en este país que según el censo del 2002, casi en un 70% se declara católico. En un país en que casi el 60% ve la final de la granja vip. Y aunque, en realidad, ésto no tiene mucho que ver con lo primero, en verdad sí lo tiene.

¿Habrá que tomárselo con humor? ¿Simplemente no habrá que “pescar” a estos curitas? ¿O empezaremos a quemar libros, comenzando por aquellos que hablan de mundos imaginarios y magos?

Un poeta compatriota de Ratzinger y vecino de Parzinger, Heinrich Heine, dijo por allá en 1821: “Dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen.” Que vendría a significar algo como que “ahí donde se queman los libros se termina, al final, quemando también a los hombres”.

Esperemos que no comiencen las hogueras de libros. No vaya a ser que entre la confusión alguien incluya aquel que narra las historias de un judío pelilargo que sanaba a los enfermos, multiplicaba los panes, transformaba el agua en vino y soportaba estoicamente el sufrimiento en nombre de la humanidad. Uno que moría y que al tercer día resucitaba de entre los muertos para sentarse a la derecha de otro caballero que había creado, nada menos que, el mundo.

Porque, esos si que son buenos cuentos, ¿no?.


Tags:

BASTA DE DISCRIMINACIÓN…!!!

August 11, 2005 | 11 Revelaciones | Posteado en Uncategorized
Porque Viña también tiene sus estrellas. Porque él fue antes de las olas y las nuevas olas. Porque a pesar de los años se mantiene como tuna (si oh). Porque el tiempo no le pasa por encima. Porque aun logra encantar a la juventud con su playback sobre la mesa de alguún boliche de estos lares, en fin, porque todo Viña del Mar lo pide…

Marcelo Rossi a Rojo VIP !!!!!!

Elvis Chileno

Tags:

“El pepino es la última taza que me gusta”

August 7, 2005 | 14 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

Verano del 2004. Recién egresado y con una larga lista de “trámites” para poder sacar el cartón de Abogado. Con qué empezar, era la pregunta del momento. Ni ahí con enterrarme en códigos (como lo estoy ahora) en verano. La práctica. Cupo en un pueblito de por aquí cerca. 3 días a la semana (normalmente son 5), con viático (normalmente sólo te dan las gracias), era una one in a life chance (cuando pongo frases en ingles se me hace el blog de Villouta, pero convengamos que el ingles es más antiguo que él, así que evitemos el link). De enero a julio del 2004 realicé mi práctica profesional en la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) polvoriento lugarcete perdido entre Viña y Santiago. Seguro les suena. Casablanca (broma, osea, cómo no lo van a conocer).

La pega era bastante. Tramitar cerca de 170 causas, pero trabajar en un pueblo tiene sus ventajas. Sólo en lugares como ese, pasan cosas del tipo que les quiero contar. Una mañana debía sacar unas fotocopias a unas demandas de alimentos y citaciones a confesar paternidad que presentaría esa mañana. La CAJ tenía “convenio” con una fotocopiadora para que no gastar de mi bolsillo, pero ir a ese lugar me significaba salirme del camino al juzgado, así que pasé a una improvisada fotocopiadora que estaba en la plaza.

Entrabas a una casa. Estaba Gasco a la derecha. Una peluquería a la izquierda y al fondo, un sucucho donde podías encontrar desde panty-medias, rollos de fotos, libros, discos y cachivaches varios dignos de feria de las pulgas. Por cierto, sacaban fotocopias.

Entre algunos cosméticos encontré apilados varios discos de vinilo que el amigo aquí, tenía para la venta. Grandes albumes que han marcado la historia de la música mundial. El disco debut de los Hermanos Zabaleta, o “Canta Español” de Nat King Cole, “Trafalgar” de los Bee Gees, el disco XIV de Chicago… es decir, puro arte. Puaj!. En fin. La fotocopiadora era a carbón, así que era mejor seguir investigando, y fui ahí cuando lo vi.

Entre Cecilia y un vinilo de A-ha (sí, de a-ha) estaba una portada que me pareció familiar. Recordé la película Almost Famous, cuando William Miller hereda de su hermana rebelde, Anita, varios discos, entre estos uno de 1969, que trata la historia de un niño ciego, sordo y mudo llamado Tommy, ópera rock escrita por Pete Townshend e interpretada de manera magistral por The Who.

Qué hacía ese vinilo (doble) en ese lugar. Hasta el día de hoy sólo me queda atribuirlo a una señal de la divina providencia, aunque en ese caso, tampoco sé qué me habrá querido decir. El asunto es que rápidamente verifiqué que no se tratara sólo del cartón del sobre, o peor aun, que dentro encontrara un disco de Quiet Riot o Rick James, pero no, estaban los dos discos, y en perfectas condiciones. No podía ser. Aquí tenía que haber algo raro. Ese no era el lugar para un disco como ese.

Tenía pegado un sticker que marcaba $ 60.000.-. Mi viático de practicante no me alcanzaba, pero trataría arteramente de estafar al lego fotocopiador. Qué sabía él qué era The Who. Quién diantres podía ser para él un tal Tommy. Demás que me lo llevaba por treinta lucas, previo prestamo express del abogado jefe de la CAJ.

- dígame, ¿en cuánto me podría dejar este disco si se lo pago en efectivo?

- Ah! Es bueno ese disco, me lo trajo un amigo de Santiago… a ver…

- Voy a buscar la plata a la Corporación y se la traigo, ya poh’ hágame un precio, así me lo llevo altiro.

- Te lo dejo en $ 4.000.-

Tengo una virtud. Aun en las situaciones más desesperantes, puedo mantener una irritable paz y tranquilidad. Por lo que el orate comerciante no me tomó por sorpresa, o al menos, eso parecía.

- mmm… ok. Me lo llevo

Pagué, tomé las fotocopias y salí corriendo, cual ratero. No fui al tribunal esa mañana. No trabajé. Me sentía como un delincuente. Había timado a un pobre tipo que podía haber dado de comer durante una semana a su, seguramente, populosa familia. Todas mis buenas obras como estudiante en práctica al tacho, después de esa movida infame. Le conté a medio mundo. Llamé a amigos esa misma mañana. Llegué a casa a escucharlo. Comienza con la Obertura. Cero cargo de conciencia. El Tommy, en cuatro lucas. Risible. Bah! ¿quién en Casablanca iba a pagar sesenta mil pesos por un disco de un grupo inglés de los 70?

Mi papá tiene un tocadisco en casa. Pero no pretendo llevármelo a la pieza ni comenzar a frecuentar tiendas del género. En mi casa abundan los vinilos de ABBA, Cole, Quilapayún y Olivia Newton John. Me conformo con saber que tengo ese vinilo doble. En fin. Aun me pregunto como fui a dar, un frío día de mayo, con ese disco en ese lugar. Cómo es que este tipo de cosas pasan sin que uno haga mucho para merecerlas. Cómo es que un par de fotocopias pueden alegrarte el día. A todo esto, el disco suena genial, y hasta donde supe Javier prometió ponerlo en la Noche Concierto uno de estos días. Espero que cumpla, no todos se encuentran el disco en un boliche de pueblo. (Información de última hora: Confirmado este miércoles 10 va el especial de Tommy, o lo que alcancen a pasar de él)

Al comienzo de mi película favorita, se suceden una serie de eventos cargados de mensajes ocultos y mensajes subliminales. Parafraseando a
Paul Thomas Anderson… y como humilde narrador de esta historia:

…this is not just “Something That Happened.” This cannot be “One of those things…” This, please, cannot be that. And for what I would like to say, I can’t. This Was Not Just A Matter Of Chance. Ohhhh. These strange things happen all the time.

Ps. El título de este post no tiene sentido, para Uds. Para mi sí. Es parte de otra historia. Una que aun estoy escribiendo, y que creo, dará para largo.


Tags:

jueves y viernes

August 4, 2005 | 5 Revelaciones | Posteado en Uncategorized

Dos datillos para hoy y mañana.

Hoy a las 22:40 en TVN sí, así es, se transmite la segunda parte y final del documental “La tumba abierta de Vicente Huidobro“. Se viene bueno.
Mi bellísima, me pasó el dato de que efectivamente algo “raro” sucedió mientras se filmaba el documental (tal como lo predijo Hales… uh! qué susto!!… bueno, ¿¡viste el primer capítulo o no!?)…
Ojo con la parte en que Maquieira se acuesta sobre la tumba de Huidobro.

Lo segundo es para mañana viernes. En el Cine Arte Alameda hay una fiesta organizada por Super 45 “dentro del marco de la película 24 Hours Party People“. Vaya a saber uno qué significa eso de “dentro del marco de”. En fin. Si la fiesta va a estar tan buena como la película, se merece visita. Sólo dos lucrecias la gracia.
Me las emplumo a Santiago, exclusivamente para la 6 hours party people in Cine Arte Alameda.


Tags:

Le vendo una parcelita, vía Blog

August 1, 2005 | 14 Revelaciones | Posteado en Uncategorized



La red está llena de derechos y, lamentablemente, muy pocas responsabilidades.

Hace unos días recibí un comment invitándome a visitar otro blog, lo que finalmente se tradujo en el dato sobre un programa de televisión. Era para que lo viera.

Navegando por algunos blogs, cosa que, también lamentablemente, se ha convertido en un vicio que incluso he tenido la sinvergüenzura de contagiar a gente que tiene cosas más importantes que hacer, me percaté que este comment, que se habría repetido en varios blogs, dio para columnas acerca de la “patudez” del personaje en cuestión por hacer, lo que las víctimas llaman, spam.

Todos odiamos el spam, está claro. Alguien consigue, no sabemos cómo, nuestra casilla de mail y nos intenta vender hasta a su mamá vía electrónica. Mensaje que tendrá como destino seguro el basurero. Odioso. El mail se lo damos a quien nosotros queremos.

Para los bloggeros, el fenómeno se estaría repitiendo con estos comments que invaden sus diarios de vida, foros, o como quieran llamarles. No al Spam. No a estas técnicas arteras que buscan llamar la atención y hacer deleznable publicidad a través de un medio aun inmaculado y ajeno al marketing.

Pero me asalta la duda sobre la seriedad del asunto y la actitud de los perjudicados. Y todo sea por la libertad de expresión que me da MI blog.

Resulta que una persona se toma (como mucho) dos minutos en crear un blog, o lo que se demore en elegir un nombre, una contraseña y un diseño predeterminado para tener ya su página propia. No demandó esfuerzo alguno. Una oda a la comodidad. Luego para más detalle, cada uno osa rellenar el sitio con la pelotudez que se nos venga a la cabeza, sin que nadie, pero nadie, pueda venir a decirnos que estamos faltando al sentido común, a la estética básica o, por último, a la verdad. Nadie. Porque yo posteo la pelotudez que se me da la real gana.

Luego pienso y me digo: dejaré que solo me comenten quienes yo quiera, o mejor quienes tengan su propio blog y se identifiquen o, nada de cosas, everybody is invited.

Ergo, quienes optan por la libertad absoluta, están a merced de una fauna innombrable de especimenes que podrían dar con tu blog y adjuntarte mensajes tipo “me gusta tu blog, visita el mío” o “te encuentro toda la razón, bien hecho! ;-)” o, porque no un “no te deprimas, malos días tenemos todos, ánimo”. En fin, hay para todos los gustos.

Pero hay algunos que tienen la desfachatez de molestarse porque alguien entra a su blog, propiedad de sólo ellos, oh sí, no para comentarles su pelotudez, sino para ocuparlo como un medio de, de… oh no!! de comunicación!!

El ingenuo, avispado, aprovechador o pelotudo que tuvo la idea de promocionar algo a través de un blog, comentando los de otros para que visitaran el suyo, es tratado de mercenario y de estar contaminando este espacio de compañerismo y sobajeo mutuo.

Por favor. Este espacio está lleno de libertades y prácticamente ninguna responsabilidad. Si nos gusta la libertad de escribir lo que queremos, seamos lo suficientemente creciditos para saber en qué nos metemos y no estar acusando y juzgando a la gente. A veces somos muy buenos para exigir, cuando no hemos hecho mérito alguno más que aprender a subir una foto, o ponerle un counter al blog.

Todos tenemos derecho, pero derecho a qué. El que comentó para que vieran algo en tv lo tiene. El que hizo un post quejándose porque otro lo invitó, también. Yo que escribo contra los que reclamaron porque otro los invitó, también. Y los que me comenten diciendo que soy el más pelotudo de todos por estar escribiendo esto… TAMBIÉN!!!

La idea no es dejar moralejas. La idea es que pensemos, aunque este texto no de para pensar, que cuando hablamos de libertad, ésta es la misma que nos permite hacer lo que queramos, pero también en la que se fundarán quienes quieran hacer lo que quieran con nosotros.

Derecho a reclamar tendremos, pero ¿a juzgar? ¿con qué cara?


Tags: